Renovación digital: una mejora no una transformación digital

/, Tips/Renovación digital: una mejora no una transformación digital

Cuando piensas en una renovación digital, la idea es mejorar lo que ya tienes en lugar de solo desecharlo todo. Se trata entonces de una transformación digital en la que haces cambios sobre algo que ya existe. Tu propia renovación en el ámbito digital puede incluir la implementación de software nuevo o actualizado. incluso la desinstalación de aplicaciones o programas que ya no existen o el uso de servicios basados en la nube.

¿Qué implica una renovación digital?

Tampoco es que sea necesario que lleves a cabo todo lo anterior al mismo tiempo en tu empresa o negocio. Debes pensar en esto como una reinvención de tu empresa mediante el uso de la tecnología digital. La transformación digital no es solo tener lo más reciente en productos y servicios digitales. La idea es asegurarte de que utilizas dichos activos digitales para mejorar la eficiencia y productividad. Incluso esto debe ayudarte con la rentabilidad de tu negocio.

Igual no debes perder de vista que para cada nueva tecnología que implementes deberás tomar acciones importantes. De entrada tendrás que implementar un nuevo software en tu entorno. Al mismo tiempo deberás asegurar la adopción del usuario si quieres encontrar valor. Ten en cuenta que migrar tu negocio a la nube sirve de poco si tus trabajadores no saben usarla. Si no entienden como acceder a sus archivos o colaborar en equipo, la productividad será negativa.

Por lo tanto, no importa que surjan nuevas tecnologías que consideres pueden mejorar tu negocio. Lo más recomendable es que lo tomes con calma y seas paciente. Lo ideal es que le des prioridad a aquellas áreas de tu negocio que puedan realmente beneficiarse de estas nuevas tecnologías. A partir de este punto, tomar medidas graduales para su implementación.

Al final, para que la transformación digital de tu negocio sea exitosa, asegúrate de que la tecnología en la que inviertes sea sostenible. No solo desde la perspectiva del software, sino también en cuanto a la adopción por parte del usuario.

Optimizar lo que ya se tiene

Un error común de las empresas es invertir una gran cantidad de dinero en una nueva plataforma o tecnología. Al hacerlo muchas veces resultará que determinadas áreas de dicha plataforma casi no se utilizan o incluso son ignoradas por los usuarios. Por el contrario, si se opta por renovar piezas individuales de software donde se sabe que los usuarios harán uso apropiado de ellas, la productividad se puede mejorar. Esto a su vez también generará un mejor retorno de la inversión.

Conviene entonces llevar a cabo una pequeña investigación entre los empleados y colegas para determinar cuáles herramientas se utilizan y cuales son ignoradas. Pero no solo debe conocerse esta información, más importante aun es saber el por qué. Si este es un problema de una interfaz de usuario poco intuitiva o si los usuarios utilizan otras herramientas que no les quitan demasiado tiempo.

Al final siempre debes tener presente que si optas por el “todo o nada”, posiblemente la transformación digital de tu empresa será un proceso largo y tedioso. Por esta razón, a través de una renovación digital del área de trabajo, en lugar de implementar una transformación completa, se consiguen actualizar los conceptos más básicos. En consecuencia se mantiene a los empleados felices haciendo más con lo que ya tienen.

2017-08-16T01:19:13+00:00

About the Author:

Leave A Comment