¿Qué es el email marketing?

Es una técnica de comunicación en la cual, la empresa o marca comercial utiliza el email para comunicarse e intentar atraer a potenciales clientes. Este contenido debe estar adaptado y optimizado para tu público objetivo.

Los puntos clave para tener éxito utilizando Email Marketing son:

  • Segmentar a nuestros clientes potenciales.
  • Adaptar nuestro mensaje a su estilo y forma de vida.
  • Aportar contenido con gran valor para el usuario.

A diferencia de los típicos correos invasivos que recibimos día a día, en el Email Marketing solo se transmite el mensaje a los usuarios que previamente nos han querido dejar su correo electrónico. Por tanto, con un buen contenido adaptado y optimizado a nuestros clientes, podemos llegar a obtener un buen retorno de la inversión.

 

Por qué necesitas email marketing

Email marketing te permite convertirse en el amigo y asesor de confianza de sus clientes. Por el contrario, cuando se utiliza simplemente para explotar ofertas y llegar a extraños aleatorios (que pueden o no pueden estar interesados en lo que estás vendiendo), puede llegar a convertirse en irritante y desagradable.

 

El factor “Know Like Trust”

En el mundo del marketing, el proceso de construir una relación fuerte con clientes y ganarse su confianza se denomina el factor «Conocer, Gustar, Confiar».

 

  1. Conocer

Para que las personas te compren algo, ya sean productos o servicios, primero tienen que conocerte. Y con conocerte, no me refiero sólo a saber que existes (aunque eso es ciertamente útil) pero que realmente te conozcan a un nivel más profundo. Ellos deben saber lo que haces, por qué lo haces, y cómo lo haces (y por qué es diferente de cómo todos los demás lo hacen).

 

  1. Gustar

Pero conocer es sólo el primer paso. Para que los extraños se conviertan en clientes, también debes gustarles. Y seamos honestos aquí: no todo el mundo te va a gustar, y eso está bien. (Y no deberías tratar de complacer a todos). Tu audiencia ideal, sin embargo, la gente con la que te encantaría trabajar, debes gustarles para que te compre. Y al igual que tu, deben ver y experimentar más de ti y tu empresa que tus ofertas y tratos.

 

  1. La confianza

Una persona que le gustes es mucho más probable que te compre a ti que a una persona que simplemente te conoce.

Piensa en un profesional en el que confías con un servicio o producto, ya sea su mecánico de automóviles, su peluquero, su informático o su barista favorito en la pequeña cafetería que hay a la vuelta de la esquina de su oficina. ¿Alguna vez elegirías adquirir estos servicios de alguien más sólo porque la otra persona vino ofreciéndote un descuento?

¡La respuesta es no! Porque cuando se trata de ello, en realidad no quieres arriesgar tu preciado corte de pelo cuando sabes que a la vuelta de la esquina esta tu peluquero que te lo hace como a ti te gusta.

¡Valora este post!